Bonito folleto

 Ir a entregar una documentación al que fue mi instituto y encontrarme que los adolescentes de mi barrio han escrito este cartel no tiene precio.

Me llena de orgullo y satisfacción ver cosas así, ver que tengo vecinos/as comprometidos con un mundo mejor, ver que se cuestionan las cosas y que se plantean un cambio social.

Desde aquí me uno a lo expuesto en el cartel y lo publico para llegar a más gente.

Y como educadora infantil amplío lo dicho y pido a la sociedad un poco más de tiempo para los niños/a. Un mundo sin tantas prisas y preocupaciones. Un mundo en el que se pueda jugar de nuevo en las calles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada