Ejemplo de lenguaje positivo

Vivimos en la era de la ilusión, del optimismo. Estamos rodeados de gurús que nos incitan a conseguir nuestros retos y somos afortunados por ello.
Pero en ocasiones es complicado quitar la negatividad de nuestras vidas, más aún cuando llevamos ese lastre desde pequeños.
De hecho no sólo hay que cambiar nuestra forma de pensar sino también la manera en que nos expresamos.
Os contaré una graciosa leyenda que muestra la importancia del lenguaje positivo.

En un lejano reino, un día cualquiera, el rey se levantó muy preocupado. Había tenido un horrible sueño en el que se le caían todos sus dientes.
Como no paraba de darle vueltas al sueño mandó llamar a un adivino para que le diese su interpretación.

El adivino con mucha pena le dijo que el sueño traía consigo una mala noticia:

- Todos sus parientes se van a morir.

El rey, ante aquel comentario, se enfadó muchísimo y mandó matar al adivino.

Al cabo de unos días volvió a tener el mismo sueño. El rey mandó llamar a otra persona para que le diese una nueva explicación.

Un nuevo adivino, consciente de lo ocurrido con el anterior, se presentó ante el rey y le dijo.

- Majestad, este magnífico sueño trae consigo una brillante noticia: Usted va a sobrevivir a todos sus parientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada